<< Y no sé cómo puedo sentir lo que siento, sabiendo lo que sé de ti...>> MEMORIAS DE IDHÚN I: LA RESISTENCIA

jueves, 1 de noviembre de 2012

One Direction en El Hormiguero

  Como ya sabéis, ayer contamos con una especial (aunque fugaz) visita en España: One Direction. Una de las cosas que hicieron fue visitar El Hormiguero. Algunas afortunadas pudieron conseguir entradas para verlos, pero otras tuvieron que conformarse con verlos en sus casas. Las más atrevidas, estuvieron horas y horas esperando en la calle Alcalá, para poder ver a sus ídolos unos instante, cuando se asomaron por la ventana a saludar. Pues bien, yo fui una de ellas y os voy a relatar cómo fue:

  No pude estar allí tan temprano como hubiese querido, pero fui de todos modos y, debo deciros, que mereció la pena completamente. Había un gran ambiente: todo repleto de pancartas con sus fotos, banderas inglesas e irlandesas, caras pintadas, pulseras, colgantes, camisetas, mantas, bolsos, gorros... Incluso manicuras al más puro estilo directioner (como la mía):





  Además, por todas partes resonaba el eco de Live While We're Young, What Makes You Beautiful, More Than This, Up All Night y algún que otro  Little Things de pronunciación todavía dudosa. No sé si fue por la situación o porque me encontraba especialmente feliz, pero todas las chicas que conocí me parecieron fantásticas. Será la personalidad directioner... (jijiji) 
  A pesar de haber llegado bastante más tarde que las demás, pillé un buen sitio en las primeras filas y lo vi todo perfectamente. A eso de las ocho y media empezó a abarrotarse todavía más (si es que eso era posible) y no me pude mover de donde estaba (literalmente). Apenas si podía alzar la cámara de fotos. Por suerte, mi madre (que la adoro infinitamente por haberme llevado a verlos a pesar de todo) lo grabó todo: el tumulto de gente, a ellos cuando salieron por la ventana, mi cara de imbécil embobada cuando los enfocaban de cerca...
  Me pasé gritando la mayor parte de la tarde. Cada vez que alguien se asomaba a una ventana, se apagaba o encendía una luz, si alguien creía haber visto llegar a los chicos, si nos enfocaba una cámara... En fin, os podéis hacer una idea. Por fin, subieron una pequeña pantalla para que pudiéramos ver el programa. Y sólo ver, no oír. De hecho, para saber qué decían he tenido que ver el programa esta mañana. Pero con verlos me conformé... 
  Cuando les vi encaminarse por los pasillos hacia la ventana no me lo podía creer. Pero esto solo duró hasta el momento en que se asomaron, porque entonces comprendí que eran ellos de verdad y  que estaban allí, casi respirando el mismo aire que yo (aunque seguro que ellos no olían un ligero aroma a concentración humana hormonal poco propensa al jabón -.-), tan cerca que parecía imposible. Y supongo que por eso me entró una especie de histeria irrefrenable y me puse a saltar, gritar el nombre de Niall (y gritar en general) y temblar de tal modo, que el hacerles una foto se convirtió en algo imposible (y vuelvo a agradecer a mi madre que lo grabara por mí). Cuando volvieron dentro y el programa acabó era tal la alegría que sentía que las emociones me desbordaron y debo admitir que solté varias lagrimillas.  
  Algunas chicas (muchas) se quedaron más tiempo para intentar verlos al salir, pero me tuve que ir y no sé si lo lograrían...
  En resumen, fue EL DÍA MÁS FELIZ DE MI VIDA. Simplemente, no puedo esperar más para su concierto en mayo. Conseguiré entradas pase lo que pase, pero mientras tanto guardo este recuerdo en mi memoria para sobrellevar los días y los meses hasta entonces.
  Si esto lo lee alguna de las chicas que estuvo allí, sabrá a lo que me refiero, porque supongo que no lo viviría de forma muy distinta.

  Por último, me disculpo ante Sara: lo siento, con eso de que los tenía tan cerca se me olvidó gritar que tú también los querías... (ups)

Os dejo las fotos de El Hormiguero que más me gustan:









 By: Alex :3

martes, 9 de octubre de 2012


+ ¿Y tu media naranja?
- La confundí con mi merienda y me hice un zumo.

By Alex.

-------------
Hola! Aprovecho esta mini-entrada para deciros que siento mucho que no estemos actualizando nada las novelas. Yo personalmente estoy en nivel de inspiración cero, pero haré lo que pueda por subir esta semana el capítulo 4.
Besitos!!

jueves, 20 de septiembre de 2012

"LIVE WHILE WE'RE YOUNG" YA ESTA AQUÍ

Dioooosssssss Queridas Directioners, el estreno del vídeo de Live While We're Young se ha adelantado a hoy!!! Yo ya lo he visto más de 10 veces y no me canso :))
Solo me queda decir: Muero Muerta!! o.O y......

 ¡¡¡¡DISFRUTADLO!!!!

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Not Alone - Capítulo 3

"¿Y ahora qué?"

  Mis ojos estaban llenos de lágrimas. Leí la carta una y otra vez, hasta que la penumbra me impidió distinguir las letras. No me hacía falta la luz. Había memorizado cada una de las palabras. ¿Por qué habría esperado tanto para decírmelo? ¿Y por qué habría sido yo tan idiota? Todo esto era culpa mía. Por no hacer caso de mis amigas cuando me decían que Miguel estaba colado por mí, por no entender que su amistad era algo más, por no ver que le dolía que estuviera con otros... De no ser por eso, tal vez...
  Por primera vez en mi vida, imaginé a mi amigo como algo más. Me vi acariciando su rostro ligeramente aniñado y su cabello ondulado, apartando un mechón rubio de su frente para poder mirarlo a los ojos. Esos ojos verdes que tantas veces me habían traído paz. Vi cómo nuestros labios se rozaban, y una vocecilla en mi cabeza me dijo que me gustaría esa sensación.
  La batería de mi IPod se agotó unos minutos más tarde a la mitad de una canción. Mis labios, en cambio, siguieron moviéndose. Inconscientemente, continué la canción en voz baja.

No puedo describirte
No puedo siquiera nombrarte
Solo son lineas que caen sobre el papel
Intentando dibujarte

  Un aplauso a mis espaldas me sobresaltó. Giré la cabeza y escudriñé la oscuridad hasta encontrar la silueta de un joven a varios pasos de mí. Me levanté un poco asustada.
  - Cantas muy bien- me elogió el desconocido.
  Ahora que se había acercado podía observarlo mejor. Era más alto que yo, su cabello era corto y castaño, y sus ojos, marrones. Esbozaba una amplia sonrisa.
  - Gra-gracias, supongo- contesté un tanto aturdida.
  Soltó una pequeña carcajada y añadió:
  - Lo siento, te he asustado. Soy Javi.
  - No me habías asustado- farfullé avergonzada-. Estaba... hmm... distraída.
  - Ya...- volvió a reír. Su sonrisa era realmente bonita.
  Me miró como si esperara algo.    
  - ¿Qué?- sonreí.
  - No me has dicho tu nombre todavía.
  - Lo siento, ¡qué tonta! Soy Alexia, pero por lo que más quieras, llámame Alex.
  - Está bien, Alex. ¿Puedo preguntar qué edad tienes?
  - Quince, ¿y tú?
  - También. ¿A qué instituto vas?
  Me senté de nuevo en el columpio y él se sentó a mi lado. Le dije el nombre de mi antiguo instituto.
  - No me suena...- respondió confundido.
  - Es lógico, es un instituo de Asturias- reí.
  - Entonces... ¿no eres de aquí?
  - No, me acabo de mudar. Creo que me han matriculado en el...
  - ¿Cervantes?- aventuró emocionado.
  - Sí, ¿tú vas a ese?
  Javi asintió con la cabeza.
  - Genial, al menos conoceré a alguien.
  Charlamos durante un rato, hasta que recibí una llamada de mi madre y nos despedimos. Empecé a caminar hacia mi casa. Sentía como si alguien me siguiera, pero al darme la vuelta no había nadie. Llegué al portal con las manos temblorosas y las llaves se me cayeron cuando fui a abrir. Un brazo más ágil que el mío las recogió. Alcé la mirada y sus ojos me miraban burlones.
  - ¿Ahora también estabas confundida?
  - ¿Me estás siguiendo?- le espeté de mal humor.
  - ¿Yo? Vivo ahí enfrente- contestó.
  - ¿En serio?
  - Sí, y tengo pruebas.
  Sacó un llavero del bolsillo de su pantalón y me hizo un gesto para que no me moviera. Cruzó a toda prisa la calle y abrío la puerta del portal de enfrente. Después sonrió y se despidió con la mano. Ya en el ascensor mi móvil me avisó de que tenía un WhatsApp. Era de Javi.
  "Por cierto, mañana tengo que presentarte a alguien. Te va a caer bien. Buenas noches"
  "Vale, hasta mañana."
  Entré en mi casa y fui directamente a mi habitación, pero al pasar por delante de la cocina mi madre preguntó:
  - ¿Qué era lo que te había dado Miguel?
  Otra vez el sentimiento de culpa me invadió. Javi había conseguido que me olvidara de él por un rato. Sin dejar de caminar respondí:
  - Tonterías nuestras, ya sabes cómo es Miki.
  Me sentí tentada de echarme a llorar, pero me contuve. Tenía que llamarle y aclarar las cosas. Tomé el móvil entre mis manos. Últimas llamadas: Sonia. Mamá. Miguel... Mi dedo tembloroso pulsó el botón adecuado y, tras dos desesperantes pitidos, su voz contestó:
  -¿Alex?
  Un sollozo se escapó de mi garganta y mis ojos volvieron a humedecerse. Mierda, Alex, ¿qué te pasa?, pensé.
  - ¡¿Alex, pasa algo?!- preguntó alarmado.
  - Lo siento- susurré con voz quebrada.
  Colgué antes de escuchar su respuesta y me limpié las lágrimas con el puño de mi camiseta. Apenas un segundo después, Our Time Now, la canción que me avisaba de una llamada suya, empezó a sonar. Las llamadas en mi móvil se repetían como una lenta tortura en mi interior. Podía imaginarme a Miguel dando vueltas por su habitación, como hacía siempre que algo lo preocupaba. La culpabilidad acechaba mi corazón, roto en mil pedazos con cada nuevo comienzo de la canción que compartíamos. Llegué a contar siete llamadas, después, no tuve más remedio que apagar el aparato. Me tumbé en la cama a medio hacer y me quedé dormida con él entre las manos.
***
Espero que os guste, siento la tardanza. Creo que pronto tendré el siguiente, porque ya llevo la mitad :)
Unnnn besoo para todas nuestras lectoras!!
Pooooooor cierto, pasaos por este blog: En el fondo de algún baúl... Tiene una novela que engancha al instante, con un misterio de fondo que aún estoy por descubrir. Merece la pena.
By Alex ;)

miércoles, 29 de agosto de 2012

FELIICIIDADEEEEEEEEEEESS


No he podido evitar escribir un artículo sobre el cumpleaños de Liam, aunque sea uno cortito. Tal día como hoy, hace 19 años, nació uno de mis cinco ídolos, Liam James Payne. Si eres directioner, ya te sabes la historia de su infancia, estás harta de oírla y no necesito recordártela, y si no, no me voy a molestar en contártela... Es un chico estupendo, con una gran voz, cuerpo de escándalo y una one thing que no sabría cómo describir :) La verdad es que Danielle Peazer es muy afortunada por tenerlo a su lado... Hace un par de días, ella le preparó una fiesta sorpresa (bat-tarta incluida) para celebrarlo.


Bueeeeno nada más, os dejo una fotillos de Daddy Direction para que babeéis un ratito...





 Y por último:
¡¡¡¡¡¡¡¡¡FELICIDADES LIAM!!!!!!!!!

domingo, 26 de agosto de 2012

Yo quiero, ¿pero sabes? No puedo.

Me gustaría demostrar que querer es poder, pero llevo catorce años de mi vida intentándolo, dándome cuenta de que no, de que me gusta que se luche por mí, que se juegue a mi lado y no conmigo, y que soy orgullosa a más no poder. Tengo caprichos, y otros días metas que alcanzar, y en ocasiones nada especial que hacer.He dado todo de mi para demostrar que querer es poder, pero por más que quiero, no soy capaz de ir detrás de nadie, y si lo hago, me lo callo. Lo admito, no digo lo que siento, y si lo hago al minuto acabo negándolo, supongo que me falta tiempo para aprender a demostrar lo que quiero de verdad. Olvídate de que haga cosas bonitas sin que las inicies tu antes, ni mensajes bonitos ni palabras de cariño sin una por parte tuya antes. No quiero regalos, ni peluches, ni cartas de amor con una rosa de regalo, olvídate de todo eso porque en cierto modo tampoco soy como las demás. Yo quiero que a pesar de que no quieras admitir a nadie todo esto, me mires y te salga ese  brillo en los ojos, que te pongas celoso de toda persona que no seas tú, que te enfades si me voy sin despedirme de ti y me preguntes al verme otra vez '¿Por que te has ido sin decirme nada?' Y yo con una sonrisa te responda 'Para la próxima vez ya se que hacer', que te valgan todas y cada una de mis explicaciones sin necesidad de que lo admitas. Pero pase lo que pase, soy de las que dejan que se luche en su lugar, doy lo que recibo.
Laila.

jueves, 23 de agosto de 2012

LWWY



  Toda la semana llevamos esperando las directioners de todo el mundo a que One Direction anunciara cuáles eran esas nuevas noticias de las que nos avisaban en twitter. Pues bien, desde la una de la tarde, ya sabemos de qué se trataba. Hoy, a medianoche, podremos escuchar por fin el nuevo single del disco que saldrá a la venta en noviembre: Live While We're Young, cuyas iniciales (LWWY) ya le hacen la competencia a su predecesora, WMYB.
  Esperando ansiosa la llegada de la medianoche :)

Alex <3

sábado, 18 de agosto de 2012

Not Alone - Capítulo 2

"Madrid"

  Miguel desvió su mirada de mis ojos y depositó un beso en mi frente. Puse los ojos en blanco soltando un suspiro. Ya volvía a comportarse como mi fuera mi hermano.
  Subí al coche y me abroche el cinturón. Melancólica, observé por la ventanilla trasera cómo mis amigos, todo mi pasado en realidad, se hacía más y más pequeño conforme el coche avanzaba.
  Tommy estaba jugando con la PSP y Jaime, absorto en su música; opté por imitarle. Pulsé el modo aleatorio de mi IPod y en mis oídos resonaron las primeras notas de I'll Be Okay de McFly. Bueno, pensé, al menos me levantará la moral. Después de tararear distraidamente los primeros versos recordé el sobre que Miguel me había entregado. ¿Qué habría ahí dentro? Viniendo de él podía ser cualquier cosa. La curiosidad me mataba, así que lo guardé en  mi bolso para evitar la tentación de abrirlo.
  El viaje en coche duró unas cuatro horas. La primera hora cada uno estuvo metido en sus pensamientos, pero pasado este tiempo de incómodo silencio, vimos una película los tres juntos. Cuando acabó creo que debí dormirme, porque lo sieguiente que recuerdo es el suave zarandeo de mi hermano y la voz de mi padre anunciando:
  - ¡Madrid, hemos llegado!
  Pasó media hora más hasta entrar en una localidad a las afueras de Madrid. Callejeamos un poco y dimos con nuestro bloque de pisos. Apoyé la cabeza en la ventanilla y observé con atención lo que iba a ser mi nuevo hogar. Justo antes de llegar a nuestra calle, había un gran parque infantil repleto de niños jugando y corriendo de un lado para otro. Mi primera impresión acerca de aquel sitio fue que sería un buen lugar para vivir.
Aparcamos lo más cerca del portal que pudimos y esperamos a que la furgoneta de Pablo hiciera lo mismo.  Algunas horas después habíamos colocado varias cosas esenciales e improvisado una comida. Es decir, habíamos pedido unas pizzas. El resto del día transcurrió entre cajas y más cajas.
  La tarde cayó antes de que nos diésemos cuenta y mamá nos permitió un descanso.
  Salí a la calle con el sobre de Miguel en una mano y mi IPod en la otra. El parque infantil que había visto por la mañana ahora estaba desierto. Faltaba poco para que oscureciera.
  Tomé asiento en uno de los columpios, balanceándome ligeramente. Sentía un cosquilleo en el estómago y no entendía bien por qué.
  Abrí el sobre. Lo primero que vi fue nuestra lista de canciones, fruto de largos años pegados a la radio. Sonreí ante aquel gesto. También había fotos, fotos nuestras. El día que fuimos a la feria y me ganó un oso de peluche gigante, (de hecho, en la foto se veía más al oso que a mí); la pasada Nochevieja cuando fuimos todos a la playa y nos bañamos en el agua helada; un día cualquiera, en casa de Miguel, viendo una película y comiendo pizza, haría como tres años... Estuve un buen rato recordando aquellos días con todos mis amigos. Al final, había una foto mucho más antigua que las demás. Era del día que nos conocimos. Yo ni siquiera lo recordaba. Era el primer día de guardería. Él llevaba un peto vaquero y una camiseta blanca. Su pelo aún era rubio platino y sus rizos completamente definidos. Mostraba una amplia sonrisa. Yo estaba a su lado, con un vestido de flores y sonriendo también. En mi pelo, dos coletas. En el reverso, estaba escrito: El mejor día de mi vida. PD.: gracias por compartir tus juguetes conmigo.
  Dios mío, pensé, ¿cómo es posible que se acuerde?
  Volví a meter las fotos, y saqué una carta que decía:
 
  Hola Alex. Esto que te voy a decir es complicado. Llevo mucho tiempo queriendo decírtelo, pero soy tan estúpido como para esperar a que te mudes para hacerlo.
  Te quiero. Estoy enamorado de ti. Llevo años estándolo, pero nunca veía la ocasión de decírtelo. Y cuando me decidía a hacerlo, tú venías corriendo a mi casa para contarme lo feliz que eras porque este o aquel chico te había sonreido en clase. Y yo me sentía tan mal... Cuando sucedió lo de Iván, pensé que por fin era mi oportunidad, pero tú gritaste delante de todos lo mucho que te horrorizaría besarme.
  Solo espero que no te enfades, y que me respondas.
  Solo trata de recordar todos los momentos que hemos pasado juntos, todos los que no están en estas fotos. Esperaré el tiempo que necesites.
  PD.: No importa lo que sientas, siempre seré tu mejor amigo.
  Te quiero,
               
- Miguel
*****
Siento no haber publicado antes, pensaba hacerlo antes de irme de vacaciones, pero me surgió un problema y al final no he podido hasta hoy. Espero que os guste y que os acordéis del primer capítulo :P 
Un beso,

Alex ;)

sábado, 11 de agosto de 2012

''Say you love me''. Capítulo 12: Unos lacasitos.


Mi primera reacción fue..Que digo, no tuve primera reacción, me quedé ahí plantada viendo como Daniel se acercaba a nosotros corriendo.
En un principio, por su expresión supe que no se había fijado siquiera en la expresión corporal que teníamos Taylor y yo, pero al poco tiempo su cara cambió, lo que me hizo saber que ya se había fijado.
-Yo..-dije. No me dio tiempo a decir más porque en un abrir y cerrar de ojos me encontré entre las manos de Dani y no en las de Taylor, y la expresión que cambiaba en estos momentos era la de Taylor.
Dani me abrazó a el y me susurró al óido.
-¿Estás bien? ¿Que tal Amanda?-sólo oí el ruido de la puerta de la sala chocar fuertemente. Taylor se había marchado.
-Si, sí, yo estoy perfectamente, es Amanda la que se ha echo daño, se ha roto la muñeca y tiene moratones por todos lados.-mis palabras sonaban extrañas, todo esto me quebraba.
-Tranquila, además ha tenido suerte, solo ha sido eso, no te martirices, seguro que se recupera.-me abrazó más fuerte aún si cabía y apoyé mi cabeza en su hombro.
~
-¡Ay!
-¿Qué pasa?-preguntó echándose para atrás.
-Nada, es solo..la muñeca y eso..
-¿Estás bien?-No,no lo estaba, y tampoco era la muñeca lo que me había echo exclamar eso, todo tenía nombre: Chase.
-Sí,tranquilo, era la muñeca, ya se me ha pasado.
Me miró no fiándose demasiado de mis palabras, pero decidió dejarlo correr y yo, decidí incorporarme bien en la cama.
Silencio incómodo.
-Y..bueno, ¿sabes cuando me podré ir a casa?
-Sí, mañana por la tarde creo que podrás irte a casa, solo les queda hacerte las últimas pruebas a ver si está todo bien y después podrás marcharte.
-Ah vale..-Más silencios incómodos.
~
Me separé de él y volví la cabeza hacia la puerta que hace unos segundos se había cerrado.
Dani me miró, sabía perfectamente que algo pasaba, pero gracias a dios prefirió no decir ni preguntar nada.
-¿ Vamos a la habitación de Amanda ? Quiero saber que tal le va la muñeca y todo.
-Vale, vamos anda.-me siguió cogiendo de la cintura y empezamos a andar hacia la habitación de Amanda.
Abrimos la puerta y vimos a Amanda y Zake en silencio, con las cabezas agachadas y aparebte incomodidad, no se habían dado cuenta de nuestra entrada.
-Hola eh.-dije.
-¡Laila!-gritó Amanda. Hizo el ademán de moverse para ir hacia mí, pero los moratones le dolían y la impedían moverse con facilidad.
-Espera tonta, no te muevas ya voy yo.
Fuí y la abracé con todas mis fuerzas, lo había pasado mal pensando que la podía haber ocurrido de todo.
-Vale vale Laila, que no ha sido para tanto.-dijo riendo.
La miré y la sonreí, sí, no había sido para tanto.
-Bueno, ¿ y cuando te dan el alta ?
-Pues me hacen las últimas pruebas y si va bien mañana por al tarde voy para casa a dar la lata un poco...Por cierto, hoy es miércoles por la mañana..¿Tú no deberías estar en clase?
-Pues sí..
-¿ Y que haces aquí eh ?-me dijo mirándome mal, con ese humor suyo.
-Pues que le dije a mi madre lo que había ocurrido y me dijo que no pasaba nada por quedarme contigo, ten en cuenta que no te iba a dejar sola por insignificante que fuera el problema,a demás estos días no tenemos ningún examen en clase listilla, y eso facilita las cosas.
-Vale vale, mejor no pregunto..jajaja.
Reí con ella y aparté la vista hacia atrás, al lado de la puerta estaba Zake , que acababa de apartar la vista de Amanda al verme observarle, y al lado suya, estaba Daniel, que me miraba fijamente y me sonreía. Le devolví la sonrisa y volví la vista hacia Amanda, que estaba embobada mirando fijamente las sábanas de la cama.
-Eh, alelada.
-Tonta.-rió.
-Voy a ir a la cafetería un rato , ¿quieres que te suba algo?
-Pues sí, me haría mucha ilusión unos …
-Unos ,¿qué?
-...
-Amanda habla más alto que no te escucho.
-¡Unos lacasitos!.-dijo riéndose a más no poder.
-Jajaja, vale , ahora en un rato te lo subo.
Salí de la habitación sin mirar hacia delante y me choqué con la expresión seria de Taylor.


martes, 7 de agosto de 2012

''There's nothing you can know that Isn't known ''.

Andaba sin mirar hacia donde, buscando con la mirada algo que la hiciera diferente, sin importarle los problemas que vendrían después de todo, preocupándose sólo de que las canciones de Los Beatles, los Rollings y The Kooks, no dejaran de sonar.
Le ponía nombres a las cosas bonitas sólo para hacer que se quedaran, y cuando se cansaba, olvidaba aquellas etiquetas que lo encerraban todo y más.
Lo miraba todo a su al rededor y a la vez no miraba nada con aquellos ojos azules verdosos, buscaba algo que al pasar encendiera las luces de su portal, sin darse cuenta de que ella era capaz de encender la mismísima supernova.
Y ella es así, intentando entenderlo todo, cree en los malos gestos y desconfía de las sonrisas.
Pone malas caras a todo, y no le sonríe a nada, caprichos los justos, pero a la hora de mirar por alguien, siempre mira por sí misma. Y es que piensa que si ella no se quiere, no lo hará nadie.
Le encanta la costumbre de que la hagan tiritar, y eso de enamorarse o pillarse, aún más, porque así cuando todo acabe, sabe que tendrá algo a lo que aferrarse, a pesar de que nunca lo hace.
No se queja de nada, pero a la vez todo le sabe mal, el azúcar la amarga y la sal la cura las heridas.
Odia las primaveras, y esa extraña sensación y ganas que te entran de ser feliz a modo de obligación, siempre prefirió el invierno y las tardes de lluvia escuchando a Edd Sheeran, recordando cosas que nunca llegaron a pasar, personas que nunca llegaron a ser.
Tiene manías, pero se las guarda para si misma, porque de algún modo, suelen ser su debilidad, secretos tiene muchos, pero ninguno que alguien no sepa. Lo dice todo, y a la vez, siempre anda callada; un día es normal, y al siguiente más rara que un perro verde.
No suele entender el mundo, pero de algún modo lo sigue todo al pie de la letra, no se molesta en quejarse ni intentar llevar la razón. Ella no mueve el mundo, el mundo la mueve a ella.
Todas las mañanas se deshace del día anterior, le guarda en un cajón de la habitación y le cierra con llave, se levanta de la cama y se va corriendo a desayunar su repetitivo Colacao con un extra de energía, sana o insana, ¡qué mas da!.
Anda por la calle y nota que la gente la va mirando, y cuando gira la cabeza, ve que tan solo era cosa suya, que lo único que la mira, es aquel que se esconde detrás del buzón de correos, con cara de pillo y pecas por toda la cara en armonía de sus ojos verdes. Bah, la da igual, ya nada la impresiona y aunque no está acostumbrada a estas cosas, está segura de que acostumbrarse, es otra forma de morir, así que levanta la cabeza, y sigue su paseo al compás de ''All you need is love''.
Saca su Nikon de la funda, y fotografía a aquel tipo que va corriendo en bicicleta, la hace gracia esa extraña sensación de que la gente, siempre va con prisa, y con una sonrisa de esas que solo guarda para sí misma, vuelve a tirar una foto a aquel mural recién pintado, esos grafittis que anoche no estaban y esta mañana, han dejado verse. Se da cuenta, las cosas van cambiando, y tal vez haya sido ese Cola Cao extra, el echo de que aquel tipo con pecas y ojos verdes la mirara, o ese extraño momento en el que hasta ha tarareado un poco de canción ''There's nothing you can know that Isn't known '', o tal vez ese hombre con prisa o esas nuevas pintadas. No sabe el que, pero por una vez, ha sonreído para el mundo, por una vez ha cambiado algo, algo tal vez pequeño, pero ese algo, ha conseguido cambiarla.

Laila<3

jueves, 26 de julio de 2012

xD

Si eres directioner, la risa está garantizada hahahahaha



by: Alex ;)

lunes, 23 de julio de 2012

FELICIDADES ONE DIRECTION!!! :D

  Hoy probablemente es el día del año más importante para las directioners de todo el mundo. Un día como hoy, hace exactamente dos años, gracias al programa The X Factor, cinco chicos maravillosos se conocieron y se unieron para cantar bajo el nombre de One Direction. Ellos eran Niall Horan, Liam Payne, Zayn Malik, Harry Styles y Louis Tomlinson. Ellos perseguían un sueño, el sueño de cantar y que el mundo escuchara sus voces y, a pesar de no haber ganado el concurso, sus voces han sido escuchadas, y han llegado al corazón de miles de chicas alrededor de todo el planeta. Ellos nos han enseñado a creer en nuestros sueños y a perseguirlos.
  Hace dos años que nos hemos vuelto fans de Irlanda, de los rizos de Harry, de las zanahorias, del Vas Happenin', del Flick de Liam. Hace dos años que escuchamos sus canciones, desde Torn hasta I should've kissed you pasando por Forever Young, WMYB y More Than This, entre muchas otras. Escribimos y leemos fanfics sobre ellos, los seguimos en twitter, nos empapamos de información sobre ellos, deseamos que vengan a nuestro país, poder escucharlos en directo, obtener un autógrafo e incluso un abrazo de Harry, Niall, Louis, Liam o Zayn. Y por eso compramos sus CDs, memorizamos la letra de sus canciones y, las más atrevidas, suben videos a youtube cantándolas (hahaha yo ni loca...)
  Pero todo eso no es lo que nos hace directioners. Una verdadera directioner es aquélla que auqnue sabe que jamás los conocerá, que quizá ni siquiera tenga la oportunidad de verlos en concierto o de asistir a una firma de discos sonríe cada vez que los ve en internet, en una revista o en televisión. A una auténtica directioner no le molesta que los chicos tengan novia, sino que se alegra de verlos felices. Es aquélla que escribe cosas como estas y desea que ellos las lean, aunque sabe que es muy probable que no sea así. Una verdadera directioner no se pelea con una rusher o una believer, porque son de las que piensan que si los chicos se llevan bien, ¿por qué no sus fans?
Una verdadera directioner persigue sus sueños y camina por la vida en una sola dirección.

A continuación una muestra de lo que pasa cuando me entra la vena creativa. Es una cosilla que he hecho para celebrar sus dos añazos (no sé si se verá muy bien :S)


By Alex ;)

sábado, 21 de julio de 2012

:)




Si crees que eres rara, que no eres normal, que te darán de lado, que nunca vas a encajar con los demás, no te culpes a ti por ser original, culpa a los demás por ser todos iguales.
No intentes cambiar tu forma de ser solo para contentar al resto del mundo, así nunca conseguirás ser feliz, puesto que la única forma de serlo es aceptarte como eres, con tus cualidades y tus defectos, con tus locuras y rarezas, porque recuerda que nadie es perfecto.



Sonríe, mantén la cabeza bien alta, y enfrentate al mundo. Demuéstrale que tienes algo que decir y no dejes que nadie te pase por encima.
Y ante todo:

"Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa."

By Alex ;3

Love Love Love

Hoy me siento feliz así que os dejo una canción muy positiva y llena de alegría (las fans de macaco os lo podéis tomar como un regalo de verano :P ) --->

One, dos
One, dos, tres
Love, love, love
Is the only way
Is the only way
'Cause for the world you are someone
But for someone you're the world
Love, love, love
Is the only way

Para unos el amor es despertar
Una vacuna sin comerciar
Un baile de dos que va a compas
Si la suma es buena da 3 o mas
Otros con el amor calculan interés
Y si lo rompen calculan otra vez
Oye, dime
En que lado quieres estar

Love, love, love
Is the only way
Is the only way
'Cause for the world you are someone
But for someone you're the world

Para unos el amor es caminar
Es un espejo donde mirar
Una protesta del corazón
Si no lo escuchas es respondon
Otros con el amor juegan a amarrar
Y entre los dedos se les suele escapar
Oye, dime
En que lado quieres estar

Love, love, love
Is the only way
Is the only way
'Cause for the world you are someone
But for someone you're the world

Viene, va, when love is coming
Dreaming of some loving to love
Viene, va, va, when love is coming
Dreaming of some loving to love
Viene va, viene, va, when love is coming
Dreaming of some loving to love
One love
One love

Love, love, love
Is the only way
Is the only way
'Cause for the world you are someone
But for someone you're the world
Love, love, love
Is the only way
Is the only way
'Cause for the world you are someone
But for someone you're the world

By Alex <3

lunes, 9 de julio de 2012

''Say you love me'' Capítulo 11: Él.


Conté hasta diez y cerré los ojos, pero comprobé al abrirlos que no, no había desaparecido. Dí media vuelta y evité seguir mirando el cristal , ¿de que me serviría si al fin y al cabo seguirán allí?
No sabía que pensaba en estos momentos, en esos encuentros con él, arg, pensaba en todo y en nada , y eso no me hacía bien .
-Siéntense.
El profesor entró en clase y por una vez presté verdadera atención a todas y cada una de las palabras , no quería dejar a mi mente pensar en cualquier otra cosa en estos momentos.
Pasaron las clases muy rápidas , demasiado para mi gusto . Era quinta , la ultima clase antes de la actuación , y mi nerviosismo aumentaba. Debía apañármelas para al menos, no encontrarme con él, y si lo hacía que no fuera sola , así que saqué el móvil por debajo de la mesa y rápidamente le envié un mensaje a Amanda para que me acompañara nada más salir de clase, al minuto me contestó dejando claro que no se separaría de mi si yo no lo quería así.
El profesor soltó las últimas frases de la clase y el timbre sonó.
-Vamos Laila.-dijo Amanda que ya estaba en la puerta minutos después.
-Ya voy, ya voy.-dije recogiendo las últimas cosas.
-¿ Y bien , para qué querías que estuviera contigo ?
-La verdad es que no sé muy bien porqué pero no quiero encontrármele estando sola.-expliqué mientras mis pies daban saltas bajando escaleras.
-¿ Encontrarte a quién ?-Iba a responder cuando mi pechó volcó de golpe. Amanda había tropezado con las escaleras y había caído en el suelo de la planta, sin movimiento.
Corrí por las escaleras hasta la planta en la que había caído y bajé a su altura.
-¡ Amanda ! ¡ Amanda por lo que más quieras responde !.- Algo por dentro me mataba, y es que Amanda no hacía el favor de contestar, no sabía que hacer, así que pedí ayuda.
-¡ Por dios que alguien me ayude !- gritaba mientras mis mejillas se inundaban de lágrimas.
Seguí gritando, ¿ que más podía hacer ? En estas circunstancias mi mente no funcionaba y no hacía más que repetir una y otra vez el momento de la caída... Hasta que alguien vino a ayudarnos.
-¿ Laila ?- dijo 'Él'.
-Taylor...-miré a su compañero.
-Este es Zake, yo..bueno nosotros os hemos oído gritar y hemos venido corriendo.
-Sí , sí..-dije respirando brutamente,dándome cuenta de que el amigo de Taylor, era el chico de aquella cafetería- por favor pedir ayuda, alguien tiene que llevarnos al hospital...
Zake nos brindó una expresión quebrada y sin dudarlo un instante levanto a Amanda del suelo cogiéndole en brazos.
-La llevaremos nosotros.-afirmó con voz regia.
-¿ Pe-pero el concierto ?- tartamudeé desconcertada ante tal decisión.
-Lo dejaremos para otro día Laila, ahora vamos, tenemos que llevarla rápido al hospital.-dijo Taylor.
Asentí y en unos minutos estábamos dentro de un coche que nos llevaba hacia el hospital.
Bajé del coche y ví como rápidamente Zake se llevaba a Amanda hasta el interior de aquel centro, y como Taylor acercaba su mano a la mia y la apretaba fuertemente para darme esa seguridad que en estos momentos me era necesaria.
-Vayamos despacio, sé que Zake la cuidará, aunque aún no entiendo bien esa impresión.-dijo.
-Yo sí, sólo espero que esté en buenas manos.
-Lo está.-y apretó por segunda vez nuestras manos entrelazadas, haciéndome reaccionar soltando nuestra unión.
~
Desperté en una cama blanca, acorde con aquellas paredes y muebles también neutros. Miré más profundamente aquel cuarto y fijé la vista en aquellos aparatos médicos...Un momento, ¿ médicos? ¿ Que había pasado ?
-Te has caído por las escaleras en el instituto.
Giré mi cabeza, y sobre el sillón de la esquina del fondo ví al chico de la cafetería de la última vez.
-¿ Qué haces tú aquí ?
-Tu amiga pidió ayuda y fuimos Taylor y yo a ver que pasaba, parece que necesitábais ayuda de verdad.
-No ha sido para tanto-ladeé la cabeza para evitar que sus ojos color café se posaran en los míos.-, yo me encuentro perfectamente ¿sabes?.-solté un grito al mover mi mano, algo había pasado.
-Si estuvieras bien no habrías gritado, te has roto la muñeca, ¿sabes?-dijo imitando mi tono de voz.
Fruncí el ceño, no tenía nada que decir.
-Trae aquí, la venda se ha desatado.-se acercó y se sentó en la cama, cogiendo mi mano y anudando el trapo.-Ya está.
Al levantar la cabeza, su vista y la mía se cruzaron,mientras se acercaba lentamente a mí cerré los ojos, y noté sus labios y los míos unidos.
~
Me cogió otra vez de la mano una vez sentados en la sala de espera, uniendo sus dedos y los míos, me levanté haciendo ademán de ir a cualquier otra parte de la habitación, pero no pude, nada mas levantarme el lo hizo y tiró de mi brazo haciendo que su mano, acabara en mi cintura, acercó su cara a mi, mientras sentía su respiración se acercaba más y más, quitando centímetros de por medio entre su cara y la mia, rozando casi..
-¡Laila!.-reaccioné rápidamente y pude ver como Daniel se acercaba corriendo hacia ''nosotros''.
--------------------------------------------------------------------
¡Hola! Siento no haber podido subir capítulo antes, a pesar de que llevo un mes sin subir espero que sigáis enganchados a esta historia y la disfruteis como otras veces :) Espero que comentéis y recomendeis nuestro blog a la gente si es que os gusta , asi que sin mas que decir me despido :3
Un besito a todos.
Laila<3

lunes, 2 de julio de 2012

LO DICHO...

CAMPEOOOOONES =)
Y DE QUÉ FORMA!!!!
NI MÁS NI MENOS QUE 4 GOLAZOS IMPRESIONANTES!!!!!!!!!!!!
PODRÍA ESCRIBIR LA CRÓNICA ENTERA DEL PARTIDO PERO UNA IMÁGEN VALE MÁS QUE MIL PALABRAS:

TRICAMPEONEEEEEEEEES
.
.
.

 

By Alex :3

domingo, 1 de julio de 2012

NO HAY DOS SIN TRES =)



Porque toda España está esperando que esta imagen se repita... ¡¡¡ÁNIMO EQUIPO!!!
Sabemos que podéis =)
Estamos todos con la Roja
.
.
.


By Alex :3

martes, 26 de junio de 2012

2 Cosiitas :)

Solo quería enseñaros una fotillo que edité hace poco en Blingee (adoro esa página hahaha):



Y una cosa más. Si queréis pasar un buen rato, ahora que estamos de vacaciones y tal, os recomiendo que os paséis por estos blogs:

Son dos fanfics de One Direction chulísimas. Yo, por mi parte, estoy súper enganchada a ambas...
Unn beso a todas las lectoras!!

Alex ;)

lunes, 11 de junio de 2012

Not Alone - Capítulo 1

  "Despedidas"
  Cuando mis padres me dijeron que íbamos a mudarnos por "motivos laborales", he de confesar que me sentí aliviada. Este no había sido, que digamos el mejor verano de mi vida. Quería alejarme de todo y de todos, y no había mejor forma de hacerlo que con una mudanza. En las semanas sucesivas, mis hermanos y yo ayudamos a nuestros padres a empaquetar todas las cosas y programar el viaje. Varias veces tuvimos que quedarnos solos mientras ellos iban a Madrid ultimando los detalles de la compra del piso. Durante uno o dos días mi hermano Jaime, que está a punto de cumplir la mayoría de edad, se encargaba de vigilarnos a Tomás y a mí.
  Finalmente, llegó el día en que todos partiríamos definitivamente. Una amigo de la familia nos prestó su ayuda en forma de camioneta para la mudanza. Él, nos dijo, tenía que viajar de todas formas a Madrid por no sé qué asuntos familiares.
  De modo que ahí estaba yo, ayudando a cargar en la camioneta las cajas que llevábamos semanas empaquetando. Resulta extraño lo larga y compleja que parece la vida de una persona y que, sin embargo, seamos capaces de almacenarla en unas pocas cajas llenas de etiquetas.
  Me sequé el sudor de la frente con una mano mientras me apoyaba en el lateral de la camioneta y bebía un par de tragos de agua de una botella. Justo entonces vi acercarse a tres personas hacia donde me encontraba. Sonia, Lucía y, por supuesto, Miguel, los pocos amigos que me quedaban. A pesar de lo que había pasado, sabía que él nunca me fallaría. Era mi mejor amigo desde que tenía memoria, y nos unía un lazo muy fuerte. A Sonia y a Lucía las conocía desde hacía menos tiempo pero éramos inseparables y me habían apoyado en todo.
  Los tres parecían recién llegados de un funeral. Forcé una sonrisa y dije:
  - ¿A qué vienen esas caras tan mustias? Me voy a Madrid, no a la guerra.
  Otra risa forzada salió de la garganta de Lucía. Sonia parecía a punto de echarse a llorar. Aquella estampa hizo flaquear mi fuerza de voluntad.
  - Os voy a echar muchísimo de menos, chicas- dije con la voz entrecortada y conteniendo las lágrimas.
  Ambas extendieron los brazos para ofrecerme uno de nuestros típicos abrazos colectivos. Estuvimos apretujadas delante de la camioneta a saber cuánto tiempo, hasta que mi hermano Javi nos gritó malhumorado:
  - ¡Alex, queréis dejaros ya de ñoñerías!¡No vamos a llegar a Madrid ni el año que viene!
  Jaime no había encajado tan bien como yo la mudanza. Iba a dejar atrás muchas cosas importantes para él. Empezando por Ángela, su novia de toda la vida. Se acababa de despedir de ella y estaba de un humor de perros. Me separé de mis amigas. Lo que venía ahora iba a ser más duro. Alcé la mirada por encima de Lucía y Sonia y allí estaba él. Mi mejor amigo. Miguel.
  - Bueno...- balbuceé dando un paso hacia delante.
  -Bueno..- me imitó.
  Por alguna razón, Miguel evitaba mirarme a los ojos. Quizá era debido a que las lágrimas asomaban a sus pupilas. Lo conocía lo suficientemente bien como para saber que ese brillo especial en sus ojos eran, en realidad, lágrimas contenidas por el orgullo.
  -Anda ven aquí- dije abriendo los brazos para abrazarlo.
  Él se acercó y me rodeó con los brazos estrechándome con fuerza contra sí. La situación me sobrepasó y las lágrimas resbalaron por mi cara. Lo que había empezado como un pequeño intento por reconfortarlo se había convertido en él consolándome a mí. Lloré un momento sobre su hombro mientras Miguel me acariciaba el pelo. Cuando pude recomponerme, lo miré a los ojos y susurré:
  - Te echaré muchísimo de menos...
  - Y yo a ti, princesa- respondió dejándome ir.
  Con los ojos aún húmedos, les di un último abrazo y me dirigí hacia el coche, unos metros más allá. Antes de abrir, los miré una vez más. Miguel tenía una expresión extraña, como si se debatiera. A su lado, mis amigas lo miraban expectantes. Lo dejé pasar y accioné el manillar de la puerta. En el último momento Miguel exclamó:
  - ¡Espera!
  Se acercó corriendo y me entregó un sobre cerrado y ligeramente abultado. Lo cogí extrañada. En él sólo se leía mi nombre. Reconocí su caligrafía al instante. Me dispuse a abrirlo, pero me detuvo.
  - ¡No!... Ábrelo cuando llegues a Madrid, ¿vale?
  - Está bien.
  Nos miramos de nuevo a los ojos. Los suyos eran una mezcla entre verde y gris que siempre me había encantado. Me perdí en sus ojos durante un momento. Miguel se acercó peligrosamente a mí. Parecía que...
===========================================================
Espero que os haya gustado el primer capítuo de mi nove. Por fin he encontrado el cuaderno donde la tenía escrita..... Al parecen ellos no se lo habían llevado, sino más bien el hombre del saco de patatas, porque estaba debajo de mi cama...

Alex ;)

sábado, 9 de junio de 2012

''Say you love me'' Capítulo 10: Soy un chico fuerte, no saludo.


Me separé despacio, bajando poco a poco la intensidad antes de despegarme , y le miré a los ojos , sólo pude sonreír , ¿ De verdad quería estar así con él siempre ? Era algo dificil de saber, y más en aquellas circunstancias , él mi mejor amigo, yo su mejor amiga, pero si algo salía mal, pasaríamos a ser simple conocidos , y no quería que eso pasara . Llamarme asustadiza, decir lo que queráis , le dije a mis pensamientos , pero tengo miedo.
Daniel me escrutó con la mirada , sabía que aquello había causado algo muy grande en mi, pero intuía mi miedo , bueno, más bien lo sabía.
-Lo siento..- se excusó mientras volteaba la cabeza a un lado .
Le cogí la cara entra las palmas de mis manos , y le susurré que no pidiera perdón.
Volvió a mirarme a los ojos y esta vez simplemente me atrajo a él y me dió un abrazo, me acurruqué en él y me apretó aún más fuerte , sentía que tenía miedo , y lo entendía... De momento sólo me dejaría llevar hasta que supiera con certeza lo que quería.
Entramos otra vez al bar y nos sorprendimos al ver , que no quedaba nadie en él , al menos que nosotros conociéramos.
Hablamos un poco al respecto de lo que hacer , y decidimos irnos cada uno a casa, no era muy tarde, pero todo se había alargado bastante.
Pi-pi-pi-pi-pi-pi. ''Ya estamos a Martes señoras y señores, disfruten de una buena mañana y de los mejores éxitos aquí, en London Radio''
Apagué la radio y me levanté de la cama, abrí el armario y saqué la ropa que me pondría hoy. Teóricamente hoy tocaba gimnasia, pero suspendieron la clase ya que a última hora se celebraría no se qué concierto, no me enteré demasiado.
Saqué un vaquero con cinturón del armario , una camiseta azul y una camisa blanca , me calcé las Vans azules y fui al baño; me hice una coleta alta algo desecha a posta y me retoqué un poco la cara.
No tenía ganas de desayunar , así que salí directamente sin pasar por la cocina , al regresar Rita me regañaría, pero me daba igual, cogí las gafas de sol y salí a la calle.
-¡ Vamos Laila ! Date prisa o llegaremos tarde .-dijo Alice.
-Ya va , ya va.-corrí y me uní a las chicas como cada mañana.
-¿ Chicas, alguna sabe de quien es la actuación de la última clase ?- preguntó Charly.
-A ver Charly, no sé que esperas de nosotras , si no lo sabes tú, no lo sabe nadie- y comenzamos a reír ante el comentario de Amanda.
-Pues es verdad- dijo pensativa.
Seguimos andando hasta el instituto comentando que habíamos echo este fin de semana. El lunes había sido puente por lo que cada una nos fuimos a lugares diferentes; Amanda se fue a Irlanda a visitar a sus parientes de allí y celebrar el cumpleaños de su primo, Alice pasó todo el puente en la playa con su madre y su hermana y Charly y yo quedamos todo el fin de semana para irnos de compras y excursiones por Londres ya que ninguna habíamos echo planes.
Ya habíamos llegado al instituto y me dí cuenta de que delante de la puerta , estaba Daniel apoyado.
-Chicas , luego nos vemos.-dije a lo que todas asintieron y siguieron hablando.
Apresuré el paso y me apoyé en la puerta en la misma posición que Daniel, imitándole.
-Buenos días eh.-dijo.
-No no, soy un chico fuerte, yo no saludo.-dije volviendo la cabeza.Miró desafiante mi posición y no pude evitar reir.-Buenos días.
-Así me gusta.-dijo.
Normalmente en cualquier pareja ahora vendría un beso, pero Daniel y yo no lo éramos, simplemente se trataba de mejores amigos confundidos que necesitaban tiempo para saber como seguir la situación, eso éramos, asi que descartamos la opción y entramos juntos a clase.
-Nos vemos luego en el salón de actos.-le dije. Asintió y entré en mi clase a la vez que el entraba en la suya. No me acostumbraba a verle por el instituto, ya que el tenía un año más que yo y debía estar en la universidad , pero al parecer el tiempo que pasó cuidando a su abuela le pasó factura en sus estudios y le hizo repetir...
Dejé de pensar en el tema y coloqué mi mochila sobre la silla para luego contemplar la ventana hasta que viniera el profesor.
-¿ Y nadie sabe quienes son ?
-Parece que no..
-¡Que emoción ! ¿ Y si resultan ser famosos ?
No podía hacer más que reírme por dentro , todo el mundo hablaba de la actuación de esta tarde , unos diciendo que se trataba de famosos , otros de que todo era un montaje.. Pobres ignorantes, no dudaba que fuera a haber concierto, ¿ pero famosos ? Hahaha , lo dudaba muy seriamente. Se trataría de unos cuantos chicos dispuestos a conseguir fama a base de recorrer institutos, a pesar de que a la semana, a todo el mundo se le olvidaría su nombre; al menos gracias a ellos perderíamos una clase.
Seguía mirando por la ventana hasta que ví que el el aparcamiento aparecía un coche negro con una matrícula curiosa ''2nigth'' , volteé los ojos , sería el grupo de la actuación. Me quedé ahí parada esperando ver quien salía, hasta que algo me dejó paralizada,¿ Que hacía aquí ? Pensé, del coche, había salido ''Él''.

domingo, 27 de mayo de 2012

Mini-relato + Algo que a más de una le gustaría que le pasara :3

  Volveré, te lo prometo. Te amo.
  La suave brisa marina revolvía los mechones de mi cabello rojizo entremezclando los espesos rizos unos con otros. Cerré los ojos y respiré profundamente, inhalando el olor a sal mientras sentía la húmeda arena entre los dedos de mis pies. Una ola especialmente brusca, rompió contra mis piernas, mojándolas. El fino pareo blanco se pegó a ellas, pero no me aparté de la orilla. Estaba demasiado tranquila como para darme cuenta.
  El cielo, despejado y de un tono ligeramente violáceo era iluminado tenuemente por el Astro Rey que, después del día más largo del verano, se marchaba dejando paso a una noche fresca y agradable, serena y en paz, exactamente igual a como me sentía yo. Lo despedí con una mirada, y contemplé la belleza de la noche, tan distinta de otras veces en las que la oscuridad era mi peor enemiga porque cada sombra escondía un nuevo peligro.
 Por fin. Después de todo lo que había ocurrido durante aquéllos años, eternos extraños y confusos, me sentía bien. Miles de recuerdos acudieron a mi mente fundiéndose en una inacabable telaraña en mi memoria. Allí había muchos recuerdos dolorosos, hirientes, ácidos, como zumo de limón sobre una herida abierta, nostálgicos, amargos, de los que dejan una huella en tu ser, tristes, frustrantes, en los que piensas que no vas a poder seguir,... Había sentido tantas cosas malas que siempre olvidaba las buenas. Momentos efímeros, de insólita y breve felicidad, amor, comprensión, momentos en los que creí ganar, momentos de pasión,...
  Pero de entre todo lo que había vivido, nada se asemejaba a la paz que sentía en esos momentos. Una paz que me embriagaba y recorría todo mi cuerpo, aunque aún había algo que yo no podía controlar y que hacía que una pequeña parte de mí, que no había conseguido olvidarlo todavía, sangrara por dentro
No sé cuanto tiempo estuve contemplando las estrellas, sentada a orillas del océano, sintiendo la brisa en mi cara y la arena en mis pies. Quizá fueron varias horas, pero para mí, apenas un suspiro porque cuando una mano cálida y grande, rozó mi hombro, el tiempo se detuvo por completo.
  Apenas fui consciente de que él se sentaba a mi lado y tomaba mi mano entre las suyas, disfrutando del contacto tanto como yo. Aquello que tanto anhelaba mi alma, por fin estaba junto a mí. Sin duda esperaba una respuesta por mi parte, un movimiento, una palabra, una mirada, pero yo no era capaz de reaccionar. Un único pensamiento martilleaba mi mente: Ha vuelto. Ha cumplido su promesa. Ha vuelto…
  Lentamente, giré la cabeza para mirarlo. No sabía lo que iba a encontrar ni si estaba preparada. Había evocado su rostro cada día desde que empezó la guerra, pero habían pasado demasiados años. ¿Habría cambiado mucho? ¿Me habría añorado?
  Sentía el miedo oprimiéndome el corazón, pero era un sentimiento familiar. Había tenido miedo de mis enemigos, incluso de mis propios amigos, de la oscuridad, de lo desconocido, de no volver a ver el sol… sin embargo, jamás había tenido miedo de él o de que me rechazara. Pero ahora, cinco años después, en una solitaria playa mediterránea, ya no sabía qué pensar.  Aun así, me armé de valor y lo miré a los ojos…
  … y supe, de algún modo, que ya nada iría mal.
  Inevitablemente, me perdí en unos ojos azules como dos grandes zafiros, tan profundos como el cielo nocturno y los océanos, que escondían secretos indescifrables, la sabiduría de un anciano y toda su experiencia, la dureza de la guerra, un amor infinito y millones de promesas de futuro.
  Me sentí muy pequeña ante la inmensidad de su mirada. Pequeña, joven, inocente e inexperta. Apenas una niña, como solían decir todos antes. Alcé una mano temblorosa y rocé muy suavemente su cabello, rizado y azabache, sin creerme todavía que pudiera hacerlo.
  Una lágrima rodó por mi mejilla y ya no fui capaz de parar. Las lágrimas me desbordaron, mi respiración se entrecortó y me lancé contra él para refugiarme entre sus brazos, donde al fin me sentí a salvo. Él tomó mi cara entre sus manos y, muy dulce y delicadamente, nos besamos.
  Aquel beso fue suave y brusco, dulce y amargo, desesperado y lento al mismo tiempo… Aquel beso abrió la puerta a una nueva vida. Una vida llena de verdadera felicidad, en la que no sabríamos lo que significa el dolor. Una vida plena, sin ningún vacío doloroso, sin noches enteras sin poder dormir.
 
  Aquel beso significó el comienzo de un nuevo día.

Alex :)
------------------------------------------

¿Preparadas? Hahahaha ¡Espero que os guste!
.................
 ............... 
.............
............
...........
..........
.........
........
.......
......
.....
....
...
..
.

lunes, 21 de mayo de 2012

''Say you love me'' Capítulo 9: Tormenta de verano.


Se había sentado a mi lado, y como siempre, manteníamos una distancia que ninguno de los dos se atrevía a violar , uno en un lado del sillón, y el otro en el extremo contrario .
Nuestras conversaciones, también habían tomado un nuevo curso , y si antes podíamos contarnos todo , ahora sólo hablábamos de lo esencial.
Nos dimos cuenta , al par de minutos , que todo esto estaba cambiando demasiado , y entonces , tal vez inconscientemente , nos quedamos callados , en el fondo ninguno de los dos tenía nada que decir. Me sudaban las manos , y sentía la mirada fija de Daniel sobre mí, como una gota cayendo una y otra vez, y una vez más volví a sentir como esta situación se escapaba a mi alcance , dejándome sin ganas ni soluciones . Me levanté con la escusa de que necesitaba tomar un rato el aire , cuando ni siquiera yo sabía si realmente , se trataba de una escusa.
Salí del bar y me quedé apoyada en la barandilla de la terraza, enfrente de ella había un lago, con sus barcas y su gente sentada sobre el césped de la orilla merendando , un lago con sus patos, con sus personas sentadas en los bancos,con sus nubes cargadas de agua y su característico olor a tormenta de verano,y sus personas confundidas y sin ganas de hacer nada, yo.
Bajé lentamente hasta el suelo , y ahí me quedé .
-¿ Qué haces aquí Laila ?
-Amanda... Pues no lo sé la verdad , necesitaba tomar el aire un rato.
-Vaya, parece que las dos necesitamos ''Tomar el aire''.- resaltó las comillas con los dedos , mostrando que en realidad, me entendía.
-Sí, parece ser que sí , ¿ tú que haces aquí ?
-Tía , no puedo más enserio...- vi caer una lágrima por su mejilla , algo estaba pasando.
-Eh , eh , eh , no llores Amanda,- le sequé la lágrima- cuéntame lo que ha pasado.
-Ya no es lo que pasa , es que , buf , ya me cansa estar siempre estancada ; que ya lo que me dice un desconocido me provoca lo mismo que me dice Chase , que no avanzo Laila, por más que lo intento todo sigue igual , y no le veo salida, y lo intento y llevo años intentándolo , pero no la veo, y a veces pienso que esto debería acabar , y no quiero , pero no puedo malgastar el tiempo y pasarme el día pensando como encontrar algo que me ayude para que alguien con quien llevo mucho tiempo intentando algo ,me haga sentir como cualquier otra persona hace sentirme.
¡ ZAS ! Explotó de golpe , algo que todos veníamos venir.
-Mandy , - solía llamarla así de pequeña cuando algo salía mal y sólo nos quedábamos la una a la otra, y este era un momento de aquellos- ¿ sabes que te digo? Que es decisión tuya , que has luchado mucho , pero a veces las cosas cambian, y aunque duelan, han cambiado... Etoy segura de que lo has echo lo mejor posible, y ahora toca mirar por un ''Yo'' y no por un ''Nosotros'' , ahora la que elige , eres tú.
-Gracias por todo Laila enserio, gracias.
-Ya está Amanda , estoy para esto , recuerdalo siempre...
-Vale, ¿ pero a ti que te pasaba ?- dijo con una voz difuminada por la manga encontrada delante de su boca.
Reí.
-Pensé que después de todo lo de Daniel , seguiría igual , con sus charlas y sus risas , pero no es así, y me apena tener la culpa de todo y no saber como arreglarlo , me puede saber que no debí hacer lo que hice porque aunque fue con sentimiento , sabía que de momento , sólo era por ganas, sabía que iba a necesitar tiempo para meditar si todo eso era algo que sentía de verdad y no sólo amistad , sabía que iba a estar confusa e iba a hacer sufrir y sin embargo, lo hice, y el que ahora no sea todo como antes es algo que no podré perdonarme.
-Pues ahora me toca a mi ser filosofa..No te preocupes Laila , después de todo, Dani sabía lo que había, y se arriesgó a todo eso , necesitas tiempo , nada más que tiempo para pensar lo que quieres hacer y lo que no , sólo hazte a la idea de que tendrás que elegir, y ahí nadie te va a ayudar , serás tu la que tengas que saber lo que sientes y lo que no, hasta entonces sólo hay que ser fuerte.
-Sé fuerte Laila.
Me dí la vuelta y vi de pie a Dani , quieto con una expresión quebradiza pero firme, el Dani de siempre . Amanda se levantó y nos dejó solos.
-No sé si voy a poder ser fuerte , y parece ser que nada de esto me está ayudando.
-Te lo haré fácil , dime si después de esto , tienes ganas de estar así siempre conmigo.
-¿ Después de qué ?- y entonces, por tercera vez , sus labios y los mios se juntaron bajo una lluvia que caía ligera sobre nosotros , sin ganas , calándonos dentro el uno del otro.